domingo, 14 de agosto de 2011

Mi medio bikini

Pues debe de ser que lo del top less se ha puesto de moda, porque el otro día me escapé de mis tareas para comprarme un bikini en las rebajas y no conseguí comprarme más que la parte de arriba. Todas las braguitas de bikini estaban arrasadas en las tiendas en las que entré (y juro que no fueron pocas), así que compré un suje tipo bandeau de rayas marrones y turquesas con la esperanza de encontrar una braga a juego en alguna otra escapada.
Esa noche, en los veinticinco segundos que tardo más o menos entre que me meto en la cama y me caigo redonda en coma profundo, recordé que en La Gran Montaña de Retales había un bañador desechado de un color que se aproximaba bastante al marrón del top. A la mañana siguiente, ya estaba yo desenterrando la pieza clave de este reciclaje con resultados que superan con creces mis expectativas: ¡es fácil coser prendas de baño!

Para este reciclaje hemos usado:
-Prendas de baño viejas que tengan la lycra en buen estado
-Máquina de coser (con punto elástico), alfileres, hilo coordinado, tijeras...

Primero, elegimos una braguita que nos quede bien para tomarla como referencia para el corte.
Tomamos la medida alineando las costuras de la entrepierna y siguiendo hacia el borde superior.
Tomaremos la medida independiente para la parte de delante y para la de detrás.
"Dibujamos" con alfileres el contorno de corte.
Cortamos el bañador, dejando margen suficiente para posibles correcciones
En este punto, puedes probarte la "proto-braga" y tomar la medida real con unos alfileres.
Cogemos un dobladillo con alfileres por todo el contorno vivo y probamos (cuidado con los pinchazos).
Cosemos un zigzag elástico (del tipo que llevan las prendas de baño e interiores). Es posible que con un zigzag no elástico se pueda hacer también, aunque tendrá menos elasticidad y habrá que tener cuidado al ponerlo y quitarlo para no saltar la costura. (NOTA: Si la lycra es muy finita, es posible que un simple dobladillo no sujete bien la prenda en mojado. Simplemente cose dentro del dobladillo una goma elástica de medio centímetro de ancho y de la misma longitud que el contorno que estás cosiendo)

Como quedaba un resto del dibujo original del bañador en un rincón de la braguita, decidí taparlo con un tubo de tela que saqué de otro bikini que ya no usaba. Recorta un rectángulo de lycra y cóselo por el revés poniendo el bañador en el interior de tubo que estamos formando.
Dale la vuelta para que quede por el derecho y la costura por dentro.
Mete un poco la tela hacia dentro por los extremos y pégale un par de puntadas invisibles a mano para que el tubo de tela decorativo se quede en su sitio.

¡Y   Y A   E S T Á!


4 comentarios:

  1. Alucino contigo!!. Yo todavía andaría quejándome de mi falta de parte de abajo

    ResponderEliminar
  2. ¡qué apañada! me gusta mucho!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien te ha quedado! Eres una artistaza!

    ResponderEliminar